Pasar al contenido principal
Noticias

Segovia, una ciudad de rica herencia histórica, es conocida por su impresionante Acueducto romano, que se eleva majestuosamente sobre el paisaje urbano. Hoy, 4 de septiembre, se celebra el Día de la Romanidad, una ocasión perfecta para explorar los vestigios del pasado romano de Segovia. En este artículo, te llevaremos en un viaje a través del tiempo para descubrir los tesoros romanos que la ciudad tiene que ofrecer.

Imagen de cabecera

El Día de la Romanidad, iniciativa del historiador Federico Romero, el escritor León Arsenal y el politólogo Pedro José Villanueva, se erige como un espacio de unión entre diversos pueblos, promoviendo la riqueza de la cultura romana y su influencia duradera en la historia.

La selección de esta fecha, el 4 de septiembre, no es casual, sino que se basa en su valor simbólico. En este día, en el año 476 d.C., se produjo un acontecimiento trascendental: la deposición del último emperador del Imperio Romano de Occidente, Rómulo Augústulo, a manos del hérulo Odoacro. Este evento marcó el fin formal del Imperio de Occidente como una entidad política. Sin embargo, la Romanidad persiste como un vínculo cultural que une a diversas naciones y pueblos. 

Segovia conserva importantes huellas que se materializan en forma de monumentos y yacimientos de imprescindible visita para el visitante: 

El Acueducto de Segovia: una maravilla de la ingeniería romana

Comenzaremos nuestro viaje en el corazón de la Segovia romana, el famoso Acueducto de Segovia. Este magnífico monumento es uno de los legados más impresionantes de la ingeniería romana y uno de los iconos indiscutibles de la ciudad. Construido en el siglo I d.C., el Acueducto es una obra maestra de precisión arquitectónica que llevaba agua fresca desde la Sierra de Guadarrama hasta el centro de la ciudad.

Sus 167 arcos de granito, que se alzan a una altura de más de 28 metros en su punto más alto, son un testimonio impresionante del conocimiento y la destreza de los ingenieros romanos. La disposición sin el uso de mortero es un ejemplo de la perfección técnica de la época. Hoy en día, el Acueducto de Segovia es Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO y uno de los principales atractivos turísticos de la ciudad.

El Centro de Interpretación del Acueducto: profundizando en su historia

Para obtener una comprensión más profunda del acueducto y su historia, puedes visitar el Centro de Interpretación del Acueducto, ubicado en la Real Casa de Moneda, que te sumergirá en el mundo de la Segovia romana. Aquí, encontrarás exposiciones interactivas, modelos a escala y material informativo que te ayudarán a apreciar la magnitud de esta estructura y su importancia en la vida de la ciudad.

Confloenta: un tesoro oculto de la Romanidad

Mientras exploras la Segovia romana, no puedes dejar de visitar Confloenta, un antiguo asentamiento romano situado a las afueras de Duratón y que periódicamente ofrece visitas guiadas. Esta ciudad romana, que data del siglo I a.C., fue un importante centro de comercio y producción de cerámica durante la época romana.

El yacimiento de Confloenta ofrece una visión fascinante de la vida cotidiana en la Segovia romana en una ciudad que se estableció como un cruce de caminos comerciales. Aquí, puedes explorar las ruinas de edificios, calles y baños públicos que arrojan luz sobre la arquitectura y la organización urbana de la época. En el Museo de Segovia puede encontrarse multitud de vestigios encontrados en el área de la época romana, lo que te permitirá imaginar cómo vivían y trabajaban los antiguos habitantes de Confloenta.

Yacimiento arqueológico de Coca: viaje a la época romana

Para completar este viaje por el pasado romano de Segovia, recomendamos visitar el yacimiento arqueológico de Coca, con una impresionante colección de mosaicos y estructuras bien conservadas. Estos mosaicos, con sus intrincados diseños y colores vibrantes, son una ventana al arte y la artesanía romanos.

En resumen, la Segovia romana es una joya histórica que merece ser descubierta. Desde el icónico Acueducto hasta los yacimientos arqueológicos que revelan la vida cotidiana en la época romana, esta ciudad ofrece una experiencia enriquecedora para los amantes de la historia y la cultura. El Día de la Romanidad el 4 de septiembre es el momento perfecto para explorar estos tesoros históricos y sumergirte en el pasado de Segovia. ¡No te lo pierdas!