• Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia
  • Turismo de Segovia

Una maqueta de Ingenio de laminar y acuñar moneda, pieza del mes en el Museo de Segovia

museosegovia149

La maqueta representa hasta el mínimo detalle un conjunto completo de uno de los ingenios de laminar o acuñar moneda instalados en la Real Casa de Moneda de Segovia situada a la orilla del río Eresma. Estas máquinas o "ingenios", que era como se les conocía entonces, dieron fama a la ceca segoviana. Fueron traídos desde Hall, en el Tirol austriaco en 1585 y con ella vinieron los técnicos alemanes que las pusieron en funcionamiento.

No sabemos cuando se construyó pero tenemos la cita de la Comisión de Monumentos del 17 de noviembre de 1871 en la que podemos leer: "Igualmente hizo moción el Sr. Vicepresidente para que si la Comisión lo estimare es sirviera acordar la reclamación de ciertos objetos que existen en el edificio que fue Casa de Moneda, a fin de evitar que de realizarse la venta no se haga la salvedad que para estos casos está prevenida; y consisten en un modelo (maqueta) de la maquina hidráulica para el estiro del metal del tiempo de Felipe II,...
Las maquetas de máquinas se realizaban para dejar constancia de su composición y montaje, para mostrar su funcionamiento, y para que otros artífices pudieran realizar copias, por lo que era una práctica muy habitual. Recordemos que cuando desde Sevilla se envió a Potosí un ingenio desmontado para ser instalado allí, en la relación de materiales enviados se incluye en el cajón 179 "un modelo del molino" y en el 210 dos modelos "banco de hileras" y "torno".

phoca thumb m maquetaingeniojorgesoler
Maqueta del Ingenio. Jorge Soler

La maqueta está compuesta por el motor y el ingenio, propiamente dicho. El motor es una rueda hidráulica de gran diámetro, que se situaba en el exterior del edificio en la zona de los canales y era accionada por el impulso del agua al caer de una altura superior a otra inferior. Cada máquina tenía su propia rueda hidráulica. Los ingenios, situados en el interior, realizaban dos trabajos: los llamados laminadores que tenían la función de laminar el metal procedente de la fundición a un grosor adecuado y uniforme y los acuñadores, que estampaban la cara y la cruz de la moneda en el metal previamente laminado. La rueda hidráulica estaba montada sobre un gran eje o árbol de más de 6 metros de longitud ya que tenia que entrar por el lado contrario de la rueda dentro del edificio. En este lado del árbol se situaba un engranaje llamado "linterna" en el que engranaban otros dos situados a 90º y enfrentados llamados "colaterales". Estos giraban en sentidos opuestos y eran los que accionaban los dos rodillos laminadores. Los rodillos estaban dentro una caja metálica, realizada en la maqueta con sorprendente precisión.
La maqueta está construida en madera de olmo con piezas de hierro y latón o bronce. La rueda hidráulica es de palas rectas y cerradas por los lados; su diámetro es de 795 milímetros; el árbol tiene sección cuadrada en el encaje de la rueda y la linterna y octogonal en el resto. Presenta todos lo detalles de las cajas y cuñas para la fijación de la rueda y engranajes y los refuerzos metálicos así como los gorrones y los cojinetes. La rueda linterna tiene 44 bolillos y los colaterales también tienen 44 dientes. Sabemos que los ingenios originales que vinieron de Hall tenían 44 bolillos en la linterna y 40 dientes en los colaterales lo que nos induce a pensar que la representada ya era un ingenio que se habían reformado, sin duda, para mejorar su funcionamiento.

Si consideramos que las ruedas hidráulicas de los ingenios existentes en la Casa de Moneda tenían un diámetro de 13 ½ pies castellanos es decir 3,76 metros, la escala a la que se pudo realizar la maqueta sería: 376/79,5 = 4,73. Si esto fuera así, el tamaño real de la linterna sería de 1,33 metros de diámetro. Estas dimensiones son muy similares a las calculadas para la reconstrucción de los ingenios por lo que podemos deducir que es una maqueta proporcional en sus elementos y mantiene una escala uniforme. Es una maqueta dinámica, si accionamos la rueda los engranajes funcionan perfectamente y si estuviera completa podría laminar. No se conservan ingenios completos de la Casa de la Moneda de Segovia, solo algunos cilindros de acuñar por lo que esta maqueta es el último vestigio de esta importante maquinaria.

Texto:
José Mari Izaga y Jorge Soler


Maqueta de Ingenio de laminar y acuñar moneda
Materiales: Madera de olmo con piezas de hierro, latón o bronce.
Cronología: anterior a 1871. Casa de Moneda de Segovia.
Medidas: 73 (ancho) x 115 (largo) x 81 cm (alto).

Y además...

PIEZA DESCONOCIDA DEL MUSEO MARZO-ABRIL 

Lucas Aguilar orando ante la Virgen del Carmen

anónimo castellano (ca. ¿1670?)
Lienzo
2.11 x 1.60 m.
Segovia. Museo Provincial
Número 00495 (tejuelo núm. 39)

La promulgación de los Decretos de Non Cultu en tiempos de Urbano VIII dio al traste con la posibilidad de rendir culto y mostrar con aura de santidad a quienes muertos en tal fama no hubieran pasado un proceso de beatificación o canonización, salvo de probarse la existencia de culto inmemorial. El reconocimiento de la condición de Venerable que seguía a la estimación de las virtudes que concurrían en los distinguidos como siervos de Dios autorizaba a su representación así significada, no nimbada, fuera de culto y en determinados ámbitos, so pena de cancelación de todo expediente de beatificación en curso. A esta circunstancia responde el lienzo del Lucas de Aguilar, realizado para disponerlo junto a su enterramiento en el Carmen Calzado de Segovia, a un paso de la categoría de lienzo de altar, pero entendido como simple retrato orante, sin dejar de resaltar su venerabilidad.

phoca thumb m piezadesconocidamarabr

La cartela refiere su pertenencia a la Tercera Orden del Carmen y su desaparición en 16 de noviembre de 1631 con apenas 36 años edad: "Hic yacet in fosa, / Venerabilis, Lvcas de / Aguilar, Optimus Sego/viensis, Beattissime Virgi/nis Marie de monte Carme/lo Habitv et immitatione /in tertio hordine Cond(e)cora/tus, Spiritum exalavit /Anno salutis milesimo sexcen/tesimo trigesimo primo, eta/tis sue prope trigesimo sexto / die decima sexta novêbris./ Consumatus in brebi ex/plevit tempora multa / sap. 4 v 14 (vid, Sap. 4, 13) /Quonian per/ vicos et plateas guesi/ vit, quem i(n) anima sua/ dilige bateant / 3.v.2" (C.C., 3, 2). Nada se dice de su origen, de su condición de platero, de sus virtudes ni de los prodigios que se relacionaban con su persona, de lo que dan cumplida información Diego de Villeta (c. 1680), José Boneta (1680) y Félix Ramia y Montañés (1711).

Nacido en la Villa de Monzón, donde se registra su bautizo el 19 de octubre de 1595, Lucas de Aguilar era hijo de Juan de Selteras y Aguilar y de Magdalena Carrera. Tras una breve estancia en Zaragoza al servicio del conde de Aranda, pasó a Valencia, donde comenzó su formación como platero, que concluyó en Madrid, pasando casi de inmediato a Segovia, donde abrió taller y casa en la calle Real, y donde, tras pretender algún tiempo a Manuela Ramos, casó con María de Contreras. Documentalmente está probado que tuvo al menos dos hijos, José (1626) y Pedro (1631), aunque sus biógrafos hablan de Lucas (racionero de la catedral), José, identificado con Fr. José de Jesús María (O.C.D.), Francisca y María.

De su labor profesional hay escasas referencias. Consta que fue ensayador de la Casa de la Moneda, y hay noticia de que realizó cierta reparación en la cruz parroquial de Valleruela de Sepúlveda, obra de Francisco Ruiz, y de que se le encomendó la realización de una cruz grande del oratorio del convento de Santa Isabel, de la que no hay memoria. Una inspección realizada en su taller tras su muerte muestra que su viuda permaneció al menos algún tiempo al frente del obrador.

Murió de temprana edad, a los pocos meses de su nombramiento como mayordomo de la Alhóndiga de la ciudad.
Su semblanza hagiográfica habla de su devoción a la Virgen del Carmen, cuyo hábito de terciario adoptó, de sus virtudes, de su asistencia a los enfermos del Hospital de la Misericordia, del acogimiento a pobres en su propio hogar, de raptos místicos, de apariciones y curaciones postmortem, de su milagrosa ayuda en partos y de sus visiones, entre las que se resalta la premonitoria de que uno de sus hijos, supuestamente el descalzo fray José de Jesús María, guardián en el convento de Manila y visitador de su Orden, nacería con cuatro estrellas en el cielo del paladar.

La devoción que suscitó su persona a raíz de su muerte fue tal que, a decir de sus biógrafos, hubo que cerrar el recinto donde se depositó su cuerpo a fin de que sus devotos no lo mutilaran para hacerse con reliquias.
En lienzo muestra a Lucas de Aguilar arrodillado ante un altar de la Virgen del Carmen, en una capilla cuya perspectiva se prolonga hacia un espacio claustral.Viste ropas negras, con la golilla impuesta por la prohibición de encajes de 1623, completando su atuendo una capa o manto oscuro, que pudiera responder a su condición de terciario carmelitano. Lleva las manos en oración y figura dirigir su mirada hacia la imagen coronada de la Virgen con el Niño que preside en la hornacina el altar, aunque en realidad gira ligeramente el rostro para mostrarnos sus facciones, enfatizando una centralidad iconográfica patente en su misma aproximación un plano más cercano, fuera del eje espacial. El altar se viste con pequeños floreros dorados con rosas y su frontal se adorna con las armas del Carmen Calzado.
En el testero de la capilla alcanza a verse bajo una gran cruz, una larga inscripción mística, tomada del Cantar de los cantares- "IN LECTVLO MEO / PER NOCTES QV(AE) // SIVI , QVEM DILIGI(T)/ ANIMA MEA// CAN 3 / V 1"; esto es, "Busqué en mi lecho por las noches al que ama mi alma; (lo busqué y no lo hallé); C. C. 3, 1"
Es pintura de autor anónimo y mediano, no ajena a los usos de la escuela vallisoletana y realizada después de muerto Lucas de Aguilar; acaso ya por los años ochenta. El museo guarda otra dedicada a Santa Isabel de Hungría (cat. 00584) de rasgos similares procedente del convento de San Francisco, pero no hay datos avalen plenamente una misma autoría, en modo alguno desestimable.
Creación sin duda bastante más tardía de lo que se entiende por las ropas del finado y pintada para uno de los pocos lugares en los que podía ser mostrado como venerable, es directa o indirectamente modelo del grabado que ilustra el librito de Félix Ramia, en el que figura con parecidas facciones en actitud orante, aunque de medio cuerpo, ante un altar mariano junto al que cuelga también una gran cruz. La leyenda detalla: "Vera Effigies V.F.LVCAE DAGUILAR Hispani aurifabri uxoratiz Regulam B.V.M, de monte Carmelo profesti: vita austeritate, altissima contemplatioene, exstasibus, raptibusq. in aëra, prodigiosi, charitate in pauperes, corporis replicatione, ac praedicendi dono eximius, aestatis 36. Anno 1631 devixit Segoviae, multis ab obitu clarescens signis miraculosis. / Serdanya EX.1711 Barcin".

Texto: Fernando Collar de Cáceres

 

 

Más información 

Museo de Segovia
C/ Socorro, 11
Tel. 921 460 613
Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla

Turismodesegovia.com utiliza cookies para mejorar la experiencia de los usuarios, facilitando la navegación por la web. Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Para saber mas sobre el tratamiento que damos a sus datos visite nuestro Aviso Legal.